Trabajo de reparación de carrocería y pintura en un Alfa Romeo GTV 3.0 V6 con un espectacular acabado en azul brillante de lamborghini.

 ¿Quieres ver el proceso completo?

 

 

El coche presentaba este aspecto, con presencia de algunas zonas con ligeros impactos y la pintura bastante deteriorada.

 

 

Lo más destacable era el tono azul mate con la ausencia total de barniz protector.

 

Una vez desmontado todo el vehículo, se reparan los desperfectos de la carrocería y tras ser lijado por completo se queda preparado para la primera capa de imprimación.

 

Imprimación aplicada y seca

 

Se lija el coche utilizando distintas granulometrías y alternando trabajo con máquina y manual, se empapela el coche y se introduce en la cabina con horno de secado.

 

Se aplica pintura en distintas capas y respetando los tiempos de aplicación que marca el fabricante.

Este es el aspecto de la pintura, a la espera de la primera capa de barniz brillo. El tono de la pintura una vez seca es mate. En este punto se puede decidir el acabado entre mate y brillo (aplicando posteriormente laca mate o laca brillo), ya que hay colores que cambian bastante con el barnizado brillo.

 

Detalle

 

Una vez aplicadas las distintas capas de barniz brillo este es el resultado

 

En esta vista, se ve el efecto que hace la pintura con la luz

 

A continuación y por petición del cliente, se pinta una zona negra mate en el paragolpes trasero. Para ello se utiliza una cinta específica para delinear la zona.

 

Se prepara la zona a pintar

 

Se aplica pintura y se deja secar.

 

Se aprovecha para pintar la rejilla delantera en negro mate

 

Se monta el vehículo y se instala el spoiler SLC en el paragolpes delantero

 

Se pintan las pinzas en rojo brillo y se barnizan junto con el vinilo Alfa Romeo facilitado por el cliente

 

Resultado final

 

Vista en exterior nublado

 

NOTA: Se recomienda ver el vehículo al sol, ya que el color cambia su tonalidad con luz directa.